31 julio, 2016

De la Fil, la ANTIFIL y los lectores misios

Logos de la Feria Internacional del Libro de Lima y la Antifil, respectivamente. Tomados de la web.

Siempre pensé que no eramos un país de lectores. Que el peruano promedio no leía y que del pequeño sector que sí lo hacía, pocos tenían los libros al alcance de su bolsillo.

Recuerdo un par de ferias del libro en Lima Norte en las que no se cobraba entrada, en las que encontrabas libros desde 15 soles y aún así no podía pagarlos. Cosas de chibola misia que todavía no trabaja. Ahora, ir a la Feria Internacional del Libro de Lima me costaría 7 soles de entrada, más unos 5 de pasaje, más unos 100 (si quiero comprar por lo menos un par de libros). Osea, me gastaría unos 112 soles, que, según el reciente aumento de sueldo, equivale a unos cuatro días de trabajo.

En general, no creo que los peruanos estemos dispuestos a tirarnos más de media semana de sueldo en un día de feria, ¡y de libros encima! Preferiremos tomarnos una caja de chelas en un concierto cumbiambero o pagar la cuota para un smartphone último modelo o comprarnos unas adidas bacanes o zamparnos unos suculentos platos en Mistura. Todo ello con su respectivo foto pal feis.

O tal vez este equivocada y en los últimos años haya surgido una nueva generación de lectores. Ojalá.

De lo que sí estoy segura es de que no resulta barato comprar libros originales y nuevos en mi país. No para los que sobrevivimos con el sueldo mínimo, que debemos ser mayoría. Y si a eso le sumas el costo de una entrada... Supongo que por eso este año surgió la ANTIFIL, una pequeña feria del libro de entrada gratuita que duró pocos días, pero que pareció una muy buena propuesta. El próximo año se repetirá ¡y espero poder ir!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasarte por aquí. Ten un buen día.