26 mayo, 2014

Desintegrarse






Su angustiante y sempiterna
espera
termina con un estallido
cuyo estruendoso silencio 
resuena 
en cada célula de su cuerpo.

Y al fin,
la nada.



7 comentarios:


  1. Wow! Muy buen escrito, Mary! Me ha gustado.

    ¿Tú has dibujado la imagen?

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Shakmuria, me alegra mucho que el post fuera de tu agrado =D. Y sí, yo dibujé la imagen, aunque digitalmente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Siempre la nada al final.
    La justiciera nada.
    Allí nos veremos.
    O no.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sí, Toro. Yo creo que sí.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola!! La verdad me has dejado sin palabras. Es una de esas entradas perfectas, que no hay mas para agregar. Y el dibujo me encanto!
    Besos.

    Pau.

    ResponderEliminar
  4. Hola, eres muy buena con las imagenes digitales. se ve muy bien, saludos!

    ResponderEliminar
  5. Corto, perfecto y definitivo... disculpa la ingratitud!

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte por aquí. Ten un buen día.