08 abril, 2013

DÍA DE REVOCATORIA.


Revocar o no revocar, ¡he ahí el dilema!



¡Hola visitantes!  
(Me tardé un montón en publicar este post así que ya esta algo desactualizado =s pero no quería tenerlo guardado por gusto, así que aquí está)



El domingo 17 de marzo los limeños vivimos un día caótico. Sí, caótico, porque por más que intenten organizarse, aquí las elecciones siempre son un soberano desbarajuste. Pues bien, esta vez no fue una elección propiamente dicha, si no más bien una consulta popular para revocar (o no) a nuestra alcaldesa, la Sra. Susana Villarán de la puente.

Más allá del resultado, (que por cierto fue NO. Entiéndase, NO revocarla)  la jarana del domingo fue bárbara. Para los suertudos (como mi querida amiga Chuce) que viven a un paso de sus centros de votación, votar fue pan comido, mientras que la mayoría tuvimos que ser aplastados en los buses y en las calles, tuvimos que pagar hasta el doble de pasaje y algunos tuvieron que hacer colas tipo espiral, antes de tener en las manos la siguiente cédula electoral:

 
Disculpen la pésima calidad de la foto, pero la tome con mi celular, (como todas las demás =S)

Ahora bien, si a los simples electores este domingo nos resultó odioso imagino lo que debió ser para los pobres miembros de mesa. Y es que ellos tuvieron que presidir las votaciones desde las 7:30 de la mañana hasta la hora en que terminaran de contar los votos. Probablemente hayan tomado un desayuno ligerísimo, y en cuanto a la merienda que el Jurado Nacional de Elecciones les proporcionó, (galletas, golosinas, una lata de atún y una botella de refresco) pues no me parece un almuerzo demasiado agradable. En fin, no les quedaba otra que aguantar por que los s/. 184 de multa por inasistencia no era cosita de nada.

Bueno, por mi parte el aspecto más desagradable de todo el rollo por la revocatoria, fue la pelea entre los del SI (si revocamos) y los del NO (no revocamos), pues la contienda política se trasladó hasta los hogares de cada limeño de suerte que las opiniones contrarias provocaron más de un enfrentamiento innecesario. Personalmente espero que los resultados de esta consulta popular realmente signifiquen que “Que nadie perdió, sino que todos ganamos”. Al fin y al cabo lo que queremos los limeños es que nuestra ciudad progrese. 

Les dejo algunas fotos que tomé con mi celular para que se hagan una día de cómo nos las vimos los electores ése día.

Algunos miembros de nuestro Ejercito estuvieron presentes en estas "jornada democrática




Este es mi centro de votación. 


 Esta es la cola que tuve que hacer para entrar a votar a mi mesa. El resto de mesas estaban vacías.


 Estos son los miembros de la mesa en la que me toco votar. Y la cajita ésa del fondo encierra el lugar donde votamos. ¡Super tecnológicas nuestras elecciones!



Estas imagenes muestran el caos que reino ese día.

 







Quizá en sus países (si es que algún visitante extrajero lee esto) las votaciones sean electrónicas o voluntarias, pero en Perú no, así que tenemos que apechugar con lo que hay. Un abrazo grande. Nos vemos en el siguiente post =D




1 comentario:

  1. Se me hace extraño pensar que allí en tu país es obligatorio votar, aquí en España es voluntario aunque una gran mayoría de la gente lo hace, y yo lo haría si tuviera edad suficiente pero aún no puedo jajaja.
    Un besote!

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte por aquí. Ten un buen día.