LA PARED QUE HABLA Y EL ANUNCIO QUE GRITA INCOHERENCIAS.



¡Hola visitantes! 




Hace mucho tiempo que no publico ningún nuevo post. Mi acceso a Internet últimamente es bastante restringido y esporádico, así que apenas me da tiempo para publicar algo a pesar de que si tengo preparados un par de entradas. Bueno, en ésta les quiero contar sobre dos descubrimientos curiosos que hice hace algún tiempo.


“HAZ DE TU VIDA UN SUEÑO Y DE TU SUEÑO UNA REALIDAD”
El primero, y la muestra más evidente de lo despistada que soy, es una inscripción en la pared de un colegio inicial cerca de mi casa, de la cual reparé al parecer varios días después de que la terminaron (en realidad ni me di cuenta de que la estaban haciendo). No había nada de especial en ella, incluso la frase no era trascendente ni nada, pero en las circunstancias en que me hallaba cuando la leí, sí que resultó aleccionadora para mi. 



¿Nada fuera de lo común, verdad? Pero, reflexionemos un momento, ¿Cuántos de nosotros nos atrevemos a manejar nuestra vida de manera que nos parezca estar viviendo un hermoso sueño? O ¿Cuántos de nosotros logramos, verdaderamente, hacer que nuestros anhelos, deseos, sueños, se vuelvan tangibles, reales? No sé que piensan ustedes, pero yo creo que, independientemente de la capacidad de satisfacción de las necesidades físicas básicas, la mayoría de realidades de este planeta más parecen pesadillas que otra cosa. Y además estamos tan embebidos de la ideología “progresista” de nuestra sociedad, que nos es imposible concebir el logro de nuestros sueños sin relacionarlo con el “éxito” económico, profesional, social, etc.
Lo que es yo, empiezo a sospechar que puede que una de las razones por la que estamos aquí y somos quienes somos, es precisamente la “hacer de nuestra vida un sueño y de nuestro sueños una realidad”. Ahora, ¿Cómo hacerlo? (y quizá ¿cuáles son nuestros sueños?) es otra incógnita por despejar.
“LOS DUEÑOS DE CASAS BONITAS VIVEN BONITO”
Lamentablemente la mente humana no siempre produce mensajes edificantes. Un ejemplo me lo encontré mientras el micro, con el que me dirigía a la Cámara Popular de Libreros Amazonas, pasaba por no sé que avenida del centro. Un anuncio enorme colocado a una altura que lo hiciera visible desde distancias largas, contenía una de las frases más… particulares, que la publicidad me ha obligado a leer (y en determinados casos, escuchar).


Me pareció tan estúpida y absurda, que la volví a leer pensando que había visto mal. Y pues… no. Vi, leí y entendí bien. Quizá la imagen del anuncio (un grupo de personas aparentemente de dinero) contribuía a entender adecuadamente el mensaje que querían brindar los publicistas (lamento no haber conseguido una mejor toma) pero aún tomando en cuenta todos los elementos integrantes del anuncio, y considerando que lo que promueven es la venta de departamentos de un edificio (“bonito”), la dichosa frasecita me sigue sonando estúpida y absurda. Es más, hasta le veo tintes discriminatorios. Sí, sí, puede que (otra vez), esté exagerando (y malinterpretando), pero ¿en verdad no les suena tonto? “¿Los dueños de casas bonitas viven bonito?”. Repito, las personas de la imagen parecen gozar de abundancia económica… entonces… Se pueden comprar el departamento por que tienen plata para hacerlo… y como tienen plata viven… ¡bonito!, pero, ¿Y que hay de los que viven en el cerro de un asentamiento humano? ¿Y de los que apenas pueden pagar el alquiler de un cuarto? ¿Y de los que todavía no pueden tarrajear las fachadas de sus casas (o sea, no las tienen “bonita”)?



Uf!, no sé, a veces me indigno por pequeñeces (y hago post renegando como una tonta) pero todavía creo que esta es una de las frases más  superficiales, idiotas, desatinadas, y carentes de sentidos, que se le pudo ocurrir a alguien.


No sé que opinan ustedes, pero como siempre, me encantaría averiguarlo. Gracias por pasarse, creo que agrandaré el post en cuanto me encuentre con más frases como estas, así que me leerán sobre esto mismo más adelante.
Un abrazo y que no hagan hígado como yo. =D





3 comentarios:

Shakmuria dijo...

Hola, Mary! Me gustó tu post. Y es verdad, es una frase estúpida, como basando todo en el dinero. Claro que el dinero es importante, pero no por tener dinero uno ya tendrá la felicidad. La felicidad es más que eso, es estar bien en varios aspectos. Saludos!

Ansaher dijo...

Hola Marymaria! A mí la primera frase me hizo reflexionar mucho, y la segunda en cuanto la leí pensé: "¿Qué tontería es esta?" Me parece que es en frases como esas donde se ve realmente que alguna gente sí cree que el dinero compra la felicidad, aunque no sea así en absoluto. Qué bien que tú también opines así :) Un abrazo!

Chaucer dijo...

gracias no lo habia notado estos de los anuncios, pero debo decir que las paredes a veces dicen alguna incoherencia, aca en la universidad se ven varias, pero supongo que es opinion de cada uno

Publicar un comentario

Gracias por pasarte por aquí. Ten un buen día.