LAMENTO.




Pobre, desventurada de ti.

Recorres el mundo con la esperanza vana de tus deseos fervientes. Te resignas a caminar por senderos de disconformidad y hastío. Y aunque de vez en cuando decides manejar tu destino, continúas dejándote llevar por los caprichos del viento.

Empequeñecida, aplastada por fuerzas que no deberían dañarte, sigues marchitándote y buscas consuelo en la contemplación lejana de tus sueños de papel.





7 comentarios:

Pilar dijo...

Nunca deberíamos dar paso a los lamentos, si no es para ver la realidad y tomar las riendas de nuestra vida.
Preciosa descripción.
Saludos desde Andalucía, Huelva.

La corbata del Meñique dijo...

Muy bueno!!!

marymaria dijo...

Hola Pilar, te doy toda la razón. Gracias por pasarte.

marymaria dijo...

Gracias otra vez!!!

Bella dijo...

Me encanta! es algo que todo artista siente al contemplar aquello que desea y que solo es capaz de reconocer en el papel.
Es muy dulce encontrar tus comentarios en el blog. Me alegro de que te gusten! en serio! La ultima es como es porque es algo que siento muy dentro. Un beso!
PD: podríamos contactar por otras vías de estas que internet nos ofrece, te parece?

aLucinada dijo...

Me ha gustado mucho el texto.
Yo he vivido así algún tiempo de mi vida, hasta que volví a retomar el mejor rumbo para mí.
Que bueno leerte después de tanto.
Saludos :)

I v Y ♥ dijo...

Me la dedicaron a mi?
Jajaja muy bonito, y muy profundo para mi.
Hey marymaria Un beso cuidate! ♥

Publicar un comentario

Gracias por pasarte por aquí. Ten un buen día.