10 noviembre, 2011

Sin rumbo.


Se me perdió la brújula.
 ¿Dónde encontraré un norte que me guíe?
Quizá entre el contenido mohoso del baúl que guarda mis sueños…

A veces no tengo ganas de levantarme, de caminar, de respirar.
A veces la melancolía se come las ganas.

Cambiaría mi facultad de lanzar rayos con la mirada por la de encontrar el camino donde quiera que me encuentre.

Cambiaria horas de aplausos recibidos por un segundo de amor verdadero, y preferiría morir mil veces de ataques de risa que vivir mil vidas controlando el llanto.

A veces me digo las verdades y pienso que desvarío,
a veces me digo mentiras cómodas y me las creo como un idiota.

¿Por qué las mujeres sí podemos llorar? ¿Porque el prejuicio estúpido que padecen los hombres no nos toca a nosotras también? Así por lo menos tendríamos una excusa para reprimir el llanto, así no nos entregaríamos con tanta facilidad a las lágrimas…

Es difícil guiarse en un mundo tan complicado.
Es dirigir nuestros pasos por el camino correcto,
es difícil no perderse,
es difícil no quedar sin rumbo

3 comentarios:

  1. Preciosisisisima! que tal estas? espero que muy bien^^! una entrada magnifica como siempre, me ha encantado=)!

    Un besazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  2. Me gusto la entrada...a veces siento que el mundo no es complicado...sino uno lo complica..jijijij
    besos
    http://obsesionbendita.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Hola chicas, gracias por los comentarios!!!
    Un super beso para ambas y espero visitarlas pronto.

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte por aquí. Ten un buen día.